Saturday, November 4, 2017

¡QUÉ ENVIDIA!

ICLEP-PANORAMA PINAREÑO:EDITORIAL Libertad de expresión, una quimera en Cuba.


Por: Daniel Domínguez
Periodista ciudadano
Pinar del Río, 5 de nov, 2017
La curiosidad mató al gato, reza un viejo refrán usado en nuestro país. La misma curiosidad del felino la he tenido yo por conocer si en los países de nuestro entorno geográfico, las constituciones condicionan la libertad de expresión como lo hace la actual constitución cubana. Fue así como me di a la tarea de contactar a estudiantes de países hermanos que estudian en nuestras universidades para pedirles que me ayudaran a conseguir, en condición de préstamos, sus constituciones. Luego de obtenerlas y comenzar a leerlas me percaté de que de alguna manera los cubanos éramos diferentes a nuestros hermanos latinos y que habíamos soportado por cuarenta años eso que el gobierno cubano llama constitución.
Hurgando en ellas encontré referente a la libertad de expresión, lo siguiente:
Por ejemplo, la colombiana en el artículo 20, garantiza a todos los colombianos la libertad de expresión y de difundir sus pensamientos y opiniones, la de informar y de recibir información, así como la de fundar medios masivos de comunicación.
Al leer la chilena, me percaté que este derecho humano se encuentra refrendado en el artículo 19. Aegura a los chilenos la libertad de emitir opiniones y la de informar sin censura previa, estipula además que el Estado no puede establecer monopolio sobre los medios de comunicación social.
Los argentinos, por ejemplo, lo tienen en el artículo 13 de su constitución, al expresar que, “Toda persona tiene derecho, sin previa censura a la libertad de pensamiento y de expresión. Expresa además, que estas libertades comprenden también, la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole sin consideración de fronteras, utilizando cualquier medio de expresión y procedimiento”.
Los costarricenses, por su parte, pueden comunicar sus pensamientos de palabra o por escrito y publicarlo sin previa censura, según lo expresa el artículo 29 de su carta magna.
Carta Magna, de la misma manera los bolivianos, tienen garantizados el derecho de libertad de expresión, a tenor de lo estipulado en el artículo 107 de la Carta Magna, según el cual, “el estado garantiza la libertad de expresión, de opinión, el derecho a la información, así como el de emitir libremente sus ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa”.
Los venezolanos, según lo estipulado en el artículo 57 de su Carta Magna, tienen derecho a “expresar libremente sus pensamientos sus ideas y opiniones”, haciendo uso de cualquier medio de comunicación sin que pueda establecerse censura alguna.(cosa que el gobierno de Nicolás Maduro no cumple).
Sin embargo, para los cubanos, la libertad de expresión y de opinión ha sido cercenada y condicionada, el artículo 53 de la ley cubana. Sólo reserva ese derecho a aquellos que se manifiestan a favor del sistema socialista. La manifestación a favor de otro tipo de sistema o que usted exprese desacuerdo sobre cuestiones del mismo tan sólo ese acto es punible, o sea usted puede ir a prisión. El referido artículo dice: “Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa con forma a los fines de la sociedad socialista. Las condiciones materiales para su ejercicio están dadas por el hecho de que la prensa, la radio, la televisión, el cine y otros medios de difusión masiva son de propiedad estatal o social y no pueden ser objeto, en ningún caso de propiedad privada, lo que asegura su uso al servicio exclusivo del pueblo trabajador y del interés de la sociedad. La ley regula el ejercicio de estas libertades”.
La constitución cubana nos amarra de pies y manos, nos amordaza y no reconoce el derecho de los cubanos a la libertad de expresión, en contraste con la inmensa mayoría de las constituciones actuales en el mundo.
La libertad de expresión y opinión jamás puede estar condicionada como lo hace el artículo 53: “…conforme a los fines de la sociedad socialista”.
No puede considerarse que exista libertad de expresión, donde los medios de difusión se encuentren monopolizados por el Gobierno.

No comments:

Post a Comment