Saturday, November 4, 2017

LA SOLUCIÓN DE LA CRISIS VENEZOLANA EN UN HOMBRE, VENDIDO A LOS CASTRISTAS

La última encrucijada de Vladimir Padrino López.

Gustavo Coronel
5 de nov, 2017
 Si Vladimir Padrino López hubiera honrado su condición militar habría procedido hace bastante tiempo, como ministro de la Defensa obligado a respetar y defender la Constitución, a denunciar la presidencia de Nicolás Maduro como ilegítima. No solo no lo ha hecho sino que ha puesto, una y otra vez, a la Fuerza Armada venezolana al servicio de la narco-pandilla que ha destruido a Venezuela. Su deshonor lo ha llevado a convertirse en co-responsable directo del desastre político, social y económico venezolano.
En medio de un país que se hunde, mientras los niños de Margarita se prostituyen por hambre en el mercado de Conejeros, mientras Maduro presenta con orgullo el billete de Bs100.000, el cual apenas servirá para comprar una docena de huevos, el ilegítimo reposero del Metro ha decidido “refinanciar y re-estructurar la deuda venezolana, unos $140.000 millones”.
Maduro dice que no paga más la deuda, lo cual - para todo efecto práctico – equivale a una cesación de pagos, un default, en el país.
En paralelo, hoy el gobierno de Canadá sanciona a Maduro, a El Aissami y a otros 17 miembros de la pandilla chavista, como violadores de los derechos humanos. Y que hace Vladimir Padrino López, el brazo armado del régimen?
Nada, guarda silencio. Este traidor ha tenido múltiples oportunidades de servir a la Nación, de lavar el honor de la Fuerza Armada venezolana, pero ha preferido actuar para hundirla más y más en el pantano de la corrupción y del deshonor. Hoy se abre otra encrucijada más para la Fuerza Armada venezolana. El país está en caos. El fraude es la norma.
La economía está en ruinas. La corrupción galopante comienza a ser identificada con nombre y apellido por la justicia estadounidense. Hasta el mismo Tareck Saab comienza señalar a pececillos corruptos , aunque todavía no se atreve a mencionar a sus colegas y amigos, a los innombrables jefes de la podrida PDVSA, quienes son los grandes delincuentes.
 A fin de actuar con decoro Vladimir López Padrino no tiene por qué dar un “golpe”. Todo lo que tiene que hacer es actuar en nombre de la Constitución.
El golpe, o los golpes, ya fueron dados por el narco-régimen del cual él ha formado parte activa. De lo que se trata ahora es de salvar el poco honor que le queda o ir a la cárcel.
 Yo le pregunto y le digo a López Padrino: ¿Cuánto tiempo de poder piensa usted que le queda? ¿Piensa usted realmente que le ha servido al país? ¿No ve usted la trágica realidad venezolana? ¿No ve el caos social que lo rodea? ¿No lee usted la prensa que habla de la corrupción y de la miseria que prevalece en el país? ¿Acaso no sabe usted que su Fuerza Armada está podrida hasta el tuétano por la corrupción? ¿Piensa usted que se podrá retirar decorosamente, a vivir tranquilo con su familia, en algún lugar del mundo, después de haber actuado como ha actuado durante estos años? ¿No puede darse cuenta usted de que su última esperanza de redención (aunque creo que ya es tarde) sería actuar institucionalmente?
En la Venezuela de hoy y de los últimos 18 años usted ha sido un criminal de guerra y tendrá que ser uno de los reos de un juicio a lo Núremberg. Cualquier gesto último de dignidad podrá contar a su favor cuando ese juicio se lleve a cabo.
Yo considero su actitud inexplicable. No creo que usted pueda ir a disfrutar tranquilamente el producto de sus abusos de poder. No creo que la historia pueda decir mucho más sobre usted que fue un payaso invertebrado de los Castro y del chavismo. ¿Confrontado con este probable juicio de la historia, no cree usted que debería hacer un supremo gesto de honestidad profesional que pueda salvar los restos de su naufragio personal?

No comments:

Post a Comment