Wednesday, November 1, 2017

DE NUEVO SE DEBATE EN LA ONU EL TEMA DEL EMBARGO

La ONU pide el fin del embargo con los votos en contra de EEUU e Israel



Bruno Rodríguez. (EFE)
Agencias | Washington | 1 de Noviembre de 2017 
La Asamblea General de la ONU adoptó este miércoles, por vigésimo sexto año consecutivo, una resolución que pide el fin del embargo de EEUU contra Cuba, en una moción en que Washington votó en contra, acompañado únicamente por Israel.
Según reportó EFE, en la jornada del miércoles con los 193 países que participan de la Asamblea, 191 se expresaron contra el "embargo económico, comercial y financiero".
La delegación estadounidense, que el año pasado se había abstenido de votar, volvió a votar en contra, después de que la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, afirmó que la sesión de votación no pasaba de un "teatro político".
Al hablar ante el cuerpo de diplomáticos antes de la votación, Haley dijo que Washington estaba dispuesto a seguir apoyando su política contra La Habana aunque se quedara "solos".
"Cada año la Asamblea General de la ONU pierde su tiempo examinando esta cuestión", sostuvo Haley, y afirmó que la organización no tiene ninguna facultad para hacer que Washington modifique una política que está codificada en la ley.
Haley adelantó que EEUU mantendrá el embargo contra Cuba "mientras el pueblo cubano siga siendo privado de sus derechos".
"El bloqueo a Cuba está codificado en la ley estadounidense y solo el Congreso puede finalizarlo", dijo.
Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, ocupó la tribuna de la ONU para expresar su "más enérgica condena" a las declaraciones de Haley, que calificó de "irrespetuosas, ofensivas e injerencistas".
Rodríguez dijo que solo en el último año el impacto económico del embargo a Cuba fue estimado en 4.305 millones de dólares, "el doble de la inversión extranjera directa" que el Gobierno dice que "necesita para que la economía pueda avanzar hacia el desarrollo".
Según el canciller, no hay "servicio social en Cuba que no sufra privaciones y consecuencias" del embargo, que impuso en 1962 el entonces presidente John F. Kennedy.
Antes de la votación, y para sustentar la resolución que cada año presenta ante la Asamblea General de la ONU, Rodríguez pronunció un discurso en el que cargó contra el actual mandatario, Donald Trump, a quien acusó de mantener hacia el régimen un discurso "anticuado y hostil".
"Preside un Gobierno de millonarios destinado a aplicar medidas salvajes contra las familias de menos ingresos y los pobres de este país, las minorías y los inmigrantes", dijo el canciller.
Rodríguez acusó a Trump de "seguir un programa que alienta el odio y la división, pregona un peligroso excepcionalismo y supremacismo que disfraza de patriotismo y que provocará más violencia".
"No tiene la menor autoridad moral para criticar a Cuba", insistió.
Hace un año, EEUU se había abstenido por primera vez en esa votación, en línea con la oposición de la Administración de Barack Obama al embargo, que el Congreso estadounidense se negó a revocar.
El canciller cubano lamentó este miércoles que la Casa Blanca haya vuelto ahora "a una política anclada en el pasado" y que Trump haya condicionado el levantamiento del embargo a cambios en Cuba.
"Cuba jamás aceptará condicionamientos ni imposiciones y le recordamos al presidente y a su embajadora que este enfoque, aplicado por una decena de sus predecesores, nunca ha funcionado ni va a funcionar", reiteró en un extenso discurso.
El jefe de la diplomacia cubana agradeció el respaldo internacional al fin del embargo y subrayó que EEUU "está solo" en este asunto.
Las resoluciones de la Asamblea General no son vinculantes y son inejecutables. Pero el ejercicio anual ha dado a La Habana un escenario global donde es arropada en sus demandas.
Durante los meses previos a la votación, el régimen intensifica sus campañas propagandísticas en las cuales culpa al embargo de todos los males económicos y financieros que aquejan a la Isla por décadas de mala gestión.

No comments:

Post a Comment