Saturday, April 30, 2011

ARGENTINA: ALIANZAS POR LO ALTO

Polémico líder sindical argentino hará alianza con Fernández

Agencias

Hugo Moyano pretende demostrar su poder como el máximo líder sindical argentino en un acto convocado para el viernes donde se espera que ratifique su alianza con la presidenta Cristina Fernández de cara a las elecciones generales, pero que también exija mayor injerencia de los gremialistas en la política.

El polémico líder de la Confederación General del Trabajo (CGT) está bajo la lupa de la justicia y es considerado uno de los personajes públicos con peor imagen. Pero consciente de que su influencia todavía puede condicionar a un gobierno con el que a veces tiene cortocircuitos, celebrará de forma anticipada el Día del Trabajador con un acto en una gran avenida de Buenos Aires en el que, según sus cercanos, reunirá a 500,000 seguidores.

El mensaje de Moyano con esta convocatoria es que el apoyo del movimiento obrero a Fernández “continuará “ mientras el oficialismo le respalde en los planos “político, judicial y económico”, dijo el analista Mariano Martín, autor del libro El hombre del camión. La obra investiga la vida del gremialista, desde su humilde origen hasta la construcción de su influyente imperio sindical.

La CGT deseaba fervientemente que Fernández fuera a la manifestación, pero la presidenta comunicó que no acudirá debido a que estará con sus familiares en el sur para recordar a su marido y antecesor, Néstor Kirchhner, fallecido hace seis meses.

Medios de prensa señalaron que en realidad la mandataria no quiere aparecer junto al controvertido sindicalista. Fernández, quien todavía no ha confirmado si peleará por la reelección en los comicios del 23 de octubre, aparece primera en las encuestas electorales.

Su posible renovación de mandato es la llave para facilitar el acceso de sindicalistas a puestos políticos en el caso de que puedan negociar lugares estratégicos en las listas electorales oficialistas.

Para Martín y otros analistas, el sindicalista y la mandataria tienen una relación de mutua conveniencia, en la que los dos necesitan del poder y la influencia del otro.

Moyano, líder del combativo gremio de los camioneros, mantiene una alianza con Fernández heredada de su fluido diálogo con Kirchner que ha evitado grandes protestas obreras y logrado que llegaran a buen puerto negociaciones salariales. Pero en ocasiones esa relación sufre de periodos de tensión y distanciamiento.

El gobierno es consciente de que no hay sindicalista en Argentina con la capacidad de movilización de Moyano, titular de una central sindical que reúne a más de cuatro millones de trabajadores, que con una huelga podrían paralizar al país porque afectaría al transporte de carretera, aéreo y ferroviario, la recolección de basura y el reparto de correo.

El líder sindical, venerado por los camioneros y los miembros de otros gremios que ha ido captando, es -según el libro que Martín escribió junto a la periodista Emilia Delfino- un evangelista que “se identifica” con el líder sindical estadounidense “Jimmy Hoffa, vinculado con la mafia y desaparecido en circunstancias no aclaradas”.

Moyano es además, en palabras de Martín, el “jefe de un clan familiar que incluye empresas y valiosas propiedades”, una afirmación compartida por políticos que sospechan de cómo el sindicalista obtuvo su patrimonio.

Allegados al líder gremial afirmaron que éste aprovechará el acto para apoyar una vez más la reelección de Fernández y defender el actual modelo sindical.

No comments:

Post a Comment